SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Vaiesheb

 

En una porción de la Perashá refiere esencialmente al patriarca Iaacob y a su hijo Iosef. Iaacob en el final de sus días vivió en la tierra de Canaán -adónde hubo regresado- a los efectos de contemplar su vida, sus realizaciones y "sus decepciones".

Pensaría y reflexionaría en este medio ambiente idílico y familiar acerca de la rivalidad ubicua que existió con su hermano Esav, además de la reconciliación que él había iniciado.

Aún así su "relax" no fue a pleno. El Exégeta Rashí comenta al respecto lo que el Todopoderoso húbole dicho a Iaacob, "No es suficiente que descanses en el mundo venidero que también deseas hacerlo en este mundo?".

Aplicando esta narrativa a los días que transcurren bien cabría expresar que para el pueblo hebreo no existe el relax en este mundo cotidiano, cuando de continuo se producen confrontaciones, persecuciones ideológicas y -hasta más sorprendente aún- diferencias en la propia sociedad iehudí, entre ortodoxos y seculares.

Iaacob Abinu se encontraba abatido por los problemas internos, denomínense estos, las disputas con Esav, la diferencia de sus hijos para con Iosef, el honor y la dignidad de Dina, etc. Si la dirección humana surge más comprensiva, apreciaríase entonces excitantemente lo alentador que resulta bregar en la maravillosa vida que D-s traslada al mundo terrenal.

 
Rab Salomón Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS