SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Vaerá

 

“Y Moshé y Aharón le dijeron a Paró: Así dice D-s,
¡Deja a Mi pueblo salir para que Me sirva!”

Estando en la corte del Faraón, fueron reconocibles en el vestir y en sus costumbres. Un slogan que utilizaban los asimilacionistas, decía: “Sé un judío en casa, pero una persona fuera de ella” No pasó largo tiempo sin que la persona que se avergonzaba de ser judío en la calle, se debilitara también en su judaísmo en casa. Una versión diluida de esa misma actitud afecta hoy día a parte del Pueblo.

Frente a esto están Moshé y Aharón, con una actitud abierta y sin reparos respecto de las prioridades y compromisos con la Torá.
¿Cuál es la diferencia entre ambas posturas?

La primera, en la que se debe ocultar nuestro judaísmo, puede engañar al gentil tan sólo temporariamente. Avergonzándose de rehusarse, el iehudí puede ingerir algun alimento de un gentil y beber de su vino, con la esperanza de ganar su amistad. Pero tarde o temprano al este se le ocurre pensar: Esta no es la forma en que su padre, su abuelo y su bisabuelo se condujeron. Al traicionar su pacto, ¿como puedo estar seguro que no me va a traicionar a mi tambien?

Un siglo atrás los asimilacionistas creyeron que si los judíos se convertían en un pueblo como los demás, y si cada individuo se comportaba como un gentil, desaparecería el antisemitismo.

Ahora, después de la Primera y Segunda Guerra Mundial, y los eventos que le siguieron hasta las épocas más recientes, quien aún se adhiera a esta creencia, merecería estar en compañía de aquellos que están fuera del contacto con la realidad y con los sucesos de los últimos cincuenta años.

Privilegiados los Iehudim que honramos la Torá cumpliendo Misvot.

 
Rab Salomon Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS