SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Terumá

 

Muchas personas prefieren más escucharse a sí mismas que escuchar a los demás. Sin embargo, el judaísmo nos enseña que escuchar - ir más allá de uno mismo - es más importante que la auto-expresión. Esta es una de las razones por las cuales el estudio de la Torá es superior al rezo. Mientras que el rezo es una expresión de nuestros pensamientos, la Torá es la expresión de los pensamientos del Creador.

giones donde la dinámica principal de la experiencia religiosa es el hombre buscando a D'os, en el judaísmo el mayor enfoque es la entrega de la Torá, cuando D'os se hizo conocer al hombre.

Este concepto de D'os "bajando" para estar con el hombre es explorado en la porción semanal de la Torá. Mucho de esta parashá describe al Mishkán, el santuario portátil que contenía el Arca y las Tablas de los Diez Mandamientos. Respecto del Mishkán, D'os le dice a Moshé: "Haz para Mí un tabernáculo y Yo moraré ENTRE ELLOS". D'os no está distante, Él quiere residir entre los israelitas.

La residencia de D'os en el campamento del pueblo de Israel fue manifestada de muchas maneras. Por ejemplo: fue de entre los Kerubim (las figuras de oro que estaban arriba del Arca) que Moshé y Aharón escuchaban la voz del Creador. El Midrash dice que la presencia de D'os que descendió al monte Sinai, luego se contrajo y se movió hacia el Mishkán en donde se posó sobre el Arca. De esta manera, el Mishkán fue una manifestación permanente de la revelación en el Sinai.

Esto es particularmente significativo después del pecado del becerro de oro. Después de ese evento trágico, D'os se apartó del pueblo judío. Sin embargo, Su retorno al Mishkán mostró una reconciliación entre los hijos de Israel y su D'os.

Otro Midrash describe a un rey que amaba mucho a su única hija y nunca quiso separarse de ella. Al dar a su hija en matrimonio, el rey puso una condición: que la joven pareja acepte construir una casa de invitados portátil, para que él pueda viajar con ellos a donde ellos viajen.

El Midrash explica que esta fue la intención que tenía la construcción del Mishkán. Ansioso por mantener una cercanía con Su única hija, la Torá, D'os construyó un Mishkán en el cual Él también podía "residir".

Los matices de este Midrash son muchos, pero un punto esencial es que a través de la Torá, el Creador entregó toda esa sabiduría al pueblo de Israel que era el más preciado para Él.

 
Rab Salomón Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS