SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Shofetim

 

La justicia constituye un elemento indispensable en el parámetro de la Torá. Según el Yalcut Shimoní, -uno de los textos pertenecientes al Midrash que recopila comentarios sobre las escrituras sagradas-, habían seis peldaños frente al trono del Rey Shelomó.

En el momento que Shelomó comenzaba su ascenso al trono, en cada peldaño, se anunciaba una de las ordenanzas del presente texto. Al primer escalón correspondía "Ló taté mishpat", ("no torcerás el juicio"). Según el Talmud, las falsedades y las medias verdades alejan y exilian la Presencia Divina. Al subir el segundo peldaño, Shelomó Hamelej escuchaba la admonición, "Lo takir panim" ("no preferirás ciertas personas a otras").

Todos deben ser iguales ante la ley y ante los jueces. El anecdotario judío cuenta de una esposa que le dijo a su marido que iba a llevar a la sirvienta ante el rabino porque tenía sospechas que le estaba robando, el esposo decidió acompañarla. Al protestar la esposa por la innecesaria molestia de su marido, alegando que no hacía falta porque sabía defenderse, el esposo le indicó que su propósito era proteger a la sirvienta quien podría sentirse intimidada ante la presencia del rabino.

Se relata que en la habitación que utilizaba Rabí Shmelke Nickelsburger para sus fallos en casos de litigios, colgaban sobre la pared un bastón y un bolso. Estos objetos estaban presentes en todo momento, como una muestra visual de que el incorruptible Rabí estaba dispuesto a abandonar la ciudad en cualquier instante, antes de dejarse influenciar en sus fallos, por los mercaderes del poder. "Lo tikah shóhad", ("no admitirás sobornos"), era la exhortación del tercer peldaño. El texto advierte que ningún juez escapa a las consecuencias del regalo de una de las partes, "Ki hashóhad ye´aver ´ené Hajamim". ("debido a que el soborno ciega los ojos del sabio").

El ascenso al cuarto peldaño causaba la proclamación de "Lo titá lejá asherá", ("no plantarás -en relación a la idolatría- árbol alguno). Según el tratado Sanhedrín, la elección de un juez que no está preparado para desempeñar esa función, equivale a fomentar la idolatría en la comunidad. En la visión de los Sabios, la idolatría se identifica con la arbitrariedad y el azar.

La Torá en cambio, surge de la voluntad manifiesta de D-s; Es inmutable, no depende de caprichos y no permite la ignorancia. Todo fallo tiene que estar basado en reglas que son claras y transparentes. La presentación de argumentos contundentes, basados en la Halajá, pueden causar la revisión de cualquier decisión anterior. "Veló takim lejá masevá", ("y no te erigirás estatuas y/o monumentos"), es la exhortación del quinto escalón. La moraleja es que el juez no puede abstraerse de las condiciones actuales de la sociedad circundante y ubicarse por encima o fuera de su comunidad.

Para poder comprender el litigio, es necesario que el juez se identifique y viva la realidad de su tiempo. En el sexto y último peldaño se anunciaba, "Lo tizbah la HaShem Elokéja"..., ("no sacrificarás al Eterno tu D-s"). Esto constituye un llamado de atención para recordar que "los objetivos no justifican los medios", en la tradición Judía. El fallo no puede ser utilizado para aliviar los sufrimientos y las dolencias, y para corregir otros males de la sociedad. Todo juicio tiene que ser enteramente justo y correcto para las partes involucradas.

Los presentes capítulos enumeran diferentes leyes adicionales que son necesarias para regular las relaciones entre los miembros de la comunidad. La compasión, la compresión, y la sensibilidad por los males que afligen al prójimo son cualidades morales de primer calibre. No obstante, la justicia y la equidad no tienen parangón en el ordenamiento y en la jerarquización de los imperativos esenciales para la convivencia, la armonía y el desarrollo material y espiritual de toda sociedad.

 
Rab Salomón Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS