SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Shelah Lejá

 

Cuando los Meraguelim regresaron de explorar la tierra de Canaán, - cuál sería otorgada a Israel -, contaron que de ella manaban leche y miel, más, poderoso era el pueblo que la habitaba, descendientes de gigantes y en ciudades amuralladas. A consecuencia de esta aseveración fueron refrendados severamente.

Surge preguntar: ¿Cuál fue la transgresión cometida, acaso no es Moshé Rabenu quien les encomienda ver la tierra y su contenido, de modo que ellos responden conforme a lo visto, o acaso son enviados para que tergiversen lo apreciado?

El tema en cuestión se expone a través de un ejemplo comentado en el "Shaar Bat Rabim". "En ocasión Rubén envía un mensajero de Shimón para ver la ropa que éste desea vender, analizando sus dimensiones y consultando el respectivo importe. Si al regresar el enviado comenta lo observado incluyendo su valor monetario, aún cuando Rubén no decida adquirir la prenda, no existen argumentos en su contra pues le enviaron en calidad de observador, en cambio si el mensajero menciona acerca de las medidas de la indumentaria expresando además que el valor establecido es excesivo, Shimón puede reclamar del enviado que no fue asignado consejero para efectuar evaluaciones pertinentes referidas a su costo.”

Del mismo modo en el caso de los "Meraguelim”, si hubieran expresado exactamente lo que vieron no les cabría reproche alguno, sin embargo al regresar comentaron: "Es una tierra productiva ´Pero´ existen varios inconvenientes". En el vocablo ´Pero´ van implícitos los reparos a lo observado situándose además en potenciales “consejeros” de HaShem y de Moshé.

Esta actitud "premeditada" motivó la sanción posterior.

 
Rab Salomón Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS