SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Itró

 

Cierto Rabino se encontraba dictando una clase en Chicago sobre los Diez Mandamientos a una audiencia secular y él defendió obstinadamente la pena de muerte que la Biblia dictamina por el adulterio. Argumentó que la toda sociedad, incluso hoy en día, sería mucho mejor si el adulterio sería un crimen capital. Nadie de la clase estuvo de acuerdo, considerando que el castigo de la Biblia es  demasiado extremo. Excepto por un joven muchacho que estaba sentado silenciosamente. Esta persona había sufrido horriblemente en sus años de adolescencia, porque su padre había estado inmiscuido en relaciones adúlteras. Cuando él habló, todo lo que dijo fue "yo no veo nada malo en la penalidad de la Torá". Sus palabras hicieron que el resto de la clase - quienes conocían su historia - permanezca en silencio. La porción semanal de la Torá, Itró, nos cuenta sobre la entrega de los Diez Mandamiento en el Monte Sinai. ¿Por qué D-s escogió estos precisamente? Al analizarlos, muchos comentaristas destacan que los mismos están primordialmente enfocados entre D-s y el hombre, entre padres e hijos, etc.  Lo fundamental para cualquier relación exitosa es la fidelidad y lealtad.

Najmánides (España, s. XIII) describe nuestras relaciones como una "escalera de amor". La persona en primera instancia debe amarse a sí misma antes de llegar a amar a su cónyuge. De modo que, si ha formado una relación sólida con su pareja, esto ayudará a desarrollar su relación óptima con el Creador.
Maimónides explica el adulterio en términos poderosos y eternos. El propósito de la creación es, establecer el "Shalom Bait" - la armonía entre el marido y su mujer -, para así obtener los mejores dividendos.

 
Rab Salomón Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS