SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Hucat

 

El rey Salomón solía decir: "Sobre todas las Parashiot he logrado sostenerme, mas en ésta cual refiere a la "Pará Adumá", (Vaca bermeja) a pesar que la investigué, la examiné y la interrogué no he logrado entenderla, pensé: ya estoy por aprehenderla, pero ella aún está fuera de mi alcance"

Lo complejo en la resultante de esta ley surgía en su notable contradicción, pues las mismas cenizas -que provenían de haber quemado al animal para luego introducirlas en agua pura- purificaban a impuros e impurificaban a puros (¿?). Una probable interpretación al tema surge a través de la relación del "becerro de oro" en donde el pueblo de Israel pecó; La ceniza es el símbolo de la nada, el agua es el símbolo de la vida pura y cristalina. La persona en su fugaz tránsito por la vida, sabrá cómo deberá vivir no arrastrándose por el efímero brillo del oro, sino conduciéndose tras el resplandor diáfano y puro de los valores sempiternos de la humanidad. HaKadosh Baruj Hu designó en la Torá a este precepto con el nombre de "Hoc" (ley) que es la misma denominación con la cual designa a las leyes de la naturaleza, porque como todas las leyes naturales acepta la contradicción, cosa que no ocurre con las leyes de la lógica en las cuales rige la razón.

Shelomó Hamelej, la persona más inteligente como jamás hubo en la tierra dijo no comprender la relación de esta ley; Sin embargo dejó entrever un mensaje contundente, "Aun cuando en ocasiones no se interpreten algunas leyes y/o preceptos, éstos existen para el beneplácito del ser humano, D 's que todo lo hizo perfecto, Desea que la persona se concientice y descubra Su profunda y majestuosa Ley.
 
Rab Salomón Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS