SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL

Perasha Haie Sará

 

En la Madre del Am Israel, toda la riqueza posa en el hijo. Sobre él se centran todos sus sueños. De día piensa en él, y de noche, solamente en él. Su alma, sólo ansía ver bien a su hijo; sus sentimientos y sus ambiciones están dirigidos solamente a él. Sus ojos lo observan día y noche, y su amor por él no cesa jamás. Es el mar; el mar del amor, del cual el hijo bebe en todo momento y en cada ocasión, y del cual sale purificado y limpio, para recibir la pureza de la vida. Ella no está satisfecha con darle solamente los bienes materiales que tiene a su alcance, sino que desea que su hijo posea la riqueza más inmensa que existe: La Torá.

“¡Hijo mío!” le dice. “Los Ángeles del Cielo y los ejércitos de D-s descienden para escuchar las palabras de Torá que salen de tu boca. ¡Porque ésta es más valiosa que los más caros diamantes!”.

Los niños del Am Israel, su belleza; su gracia y su fuerza, no la obtuvieron de los rayos del sol ni de las fuentes de la naturaleza, pues muchos de ellos, a lo largo de las generaciones, vivieron en el exilio en la oscuridad de los escondites, y bajo las más crueles  inclemencias del tiempo. La belleza; la gracia; la fuerza, y la inteligencia de los niños de Am Israel, ¿de dónde vinieron? Del amor de sus Madres…De la Luz Celestial que trajeron los ángeles convocados por ellas cuando les cantaron a sus hijos desde la cuna…La época que vivieron los hijos mientras se encontraban en la cuna, no fue sino un preámbulo de todo el camino que recorrieron después, para dirigirse a la Torá.

“A tu lado, un cabrito blanco y puro correrá, Él quiere comer pastito y tú, sólo estudiar Torá” 

“Corre hijo mío, corre veloz.  Corre con tu maestro, más y más

Toma el libro y alza tu voz. Toda la vida, Torá estudiarás”

Éstas y otras canciones (traducida conceptualmente) son las que canta la madre de Israel a su hijo desde la cuna, para hacerlo dormir. ¿Para hacerlo dormir? No, para despertarlo !!!

Le despierta en su alma aún dormida el sentimiento de amor hacia HaShem, y le inculca  en su corazón las primeras palabras de Torá que lo acompañarán el resto de su vida.

La Madre de Am Israel es la mujer más rica del Mundo, porque posee la riqueza más grande del Universo:

los Hijos que le otorgó HaShem.    (Adaptado de HaMeir LeDavid)
 
Rab Salomón Yabra - Director de Lecareb Lebabot
Volver
Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS