SHABUATOV
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
SHABUATOV

Encendiendo nuestro espiritu - por el Rabino Isaac A. Sacca

La llama eterna
- por el Rabino Aharon Angel Z´L

Combatiendo la asimilación

Mis gloriosos hermanos, Introduccion
- por Howard Fast

Historia de Januca


Encendido de las luminarias - como y cuando


Costumbres de Januca


Curiosidades sobre Januca

ARTICULOS SOBRE JANUCA

Encendamos nuestro espíritu
Por el Rab Isaac A. Sacca

Januca nos recuerda dos milagros: el primero, la victoria de los judíos sobre los griegos y el segundo, las luminarias que alcanzaban solamente para un día se mantuvieron encendidas durante ocho.

En realidad, es un solo milagro y un solo mensaje. El judaísmo, formado por las tradiciones que D-s reveló a su pueblo para vivir feliz, solo es efectivo cuando no solo se recuerdan estas tradiciones sino, esencialmente, cuando marcan nuestro accionar hacia el futuro.

La continuidad del pueblo judío no depende solo de la añoranza del pasado. No debe ser una tradición muerta o de museo. Cuando una cultura se deposita en los museos es sinónimo de que pereció. La tradición debe ser vivida; debe ser proyectada a través de nuestros actos, apuntando a un porvenir mejor. Solo así es efectiva, y solo así el pueblo judío permanecerá eternamente iluminado.

El milagro de la victoria fue posible gracias a que los judíos se resistían a dejar de practicar su fe activamente; no se resignaron a que ésta se convirtiese en un manual de historia. Por eso lucharon y por eso triunfaron.

La señal de que fue ese el motor de esos judíos, fue el otro milagro, el de la permanencia de las velas. Eso demostró que, el espíritu macabeo radicaba no solo en el pasado sino también en el futuro, por ello las velas perduraron sobrenaturalmente, simbolizando así que, sólo si el espíritu judío hace traducir la fuerza de la historia en una vida activa que asegura la continuidad de esas tradiciones, podrá perpetuarse y triunfar.

Januca nos enseña a no caer en la hoy común costumbre de estudiar y analizar el judaísmo como un elemento inerte, folklórico y sin vida. El judaísmo debe ser un acto estimulante y vivencial como las velas, que no dejan de vibrar. Solo así ilumina y perdura para siempre. Encender las velitas de januca no es suficiente, debemos, principalmente, encender el alma judía actuando y viviendo como judíos


La llama eterna
Por el Rab Aharón Angel Z´L

Es suficientemente conocido el significado histórico de la fiesta de Januca Los helenos habían ocupado la Judea y trataron de imponer al pueblo judio el culto pagano El enemigo profano el Gran Templo de Jerusalern, saqueo los objetos sagrados, erigió, en el Templo una estatua de las divinidades paganas Los hermanos macabeos reaccio naron violentamente, empuñaron las armas, recha zaron al enemigo del Templo y purificaron el santuario de toda profanación
Pero cuando intentaron encender el Candelabro sagrado constataron que el aceite también había si do profanado y no podía ser utilizado mas para este fin Solamente un ánfora pequeña conteniendo aceite puro, que el Cohén. Gado/ había guardado cuidadosamente, se conservo incontaminada y su escaso contenido fue sin embargo suficiente para encender el candelabro durante ocho días consecu tivos
Una vasija de aceite fue suficiente para alimen tar la llama del candelabro Una chispa de fe judia fue también suficiente para salvar al mundo de la derrota que podría haber sido fatal para la Humani dad
La Menora de Januca, ano tras año vuelve a ilu minar nuestros Templos y hogares Estas modestas luces evocan gloriosas paginas de nuestro pasado y al mismo tiempo en ellas brilla toda la pasión de un pueblo que a través de los siglos conservo en su corazón viva la llama de su fe y su ideal milenario
Cuan ricas son estas luces en historia Cuantas civilizaciones han visto surgir y desaparecer, cuantos imperios nacer y morir Sin embargo, estas lu ees, que el tiempo no pudo alterar ni debilitar, nos ha acompañado en todos los tiempos en todas las latitudes Ellas brillan hoy igual que ayer, silenciosas en las noches de los siglos y continúan hoy proyectando desde lo hondo de los siglos hacia el futuro su luz eterna e imperecedera
En medio de una humanidad dividida y ansiosa, en medio de las notas discordantes de las naciones y de los corazones llenos de odio y maldad, este candelabro, con sus luces permanecerá como símbolo del triunfo final de la luz sobre las tinieblas, del espíritu sobre la materia y de la justicia sobre las iniquidades.

Combatiendo la asimilación

Los judios tenemos dos festividades sumamente importantes y alegres, en las cuales conmemoamos acontecimientos milagrosos que ocurrieron a nuestros padres en epocas post biblicas, es decir, cuando ya la Tora habia sido revelada.
Casualmente, en ambas celebramos la salvacion del Pueblo de Israel del exterminio. Nos referimos a Januca y Purim.
Sin embargo, existen cietas diferencias entre estas fiestas:
En primer lugar, Januca ocuerrio en Israel, Purim en la Diaspora.
En segundo lugar, la forma de fetejar Januca es estrictamente espiritual: encendido de velas y tefilot y alabanzas a D´s; Purim, en cambio, se celebra con placeres mayteriales (grandes festines, bailes y alegria).

Pero mas sorprendente aun es la forma en que se llego a la salvacion en ambas fiestas, totalmente distintas tambien: en Januca, por la fuerza, por medio de la rebelion armada. En Purim, por medio de ayunos y rezos especiales. Esta sorpresa se incrementa mas aun cuando vemos que la reaccion de los judios de la epoca era totalmente opuesta al tipo de peligro que se les presento: En Purim, un decreto malvado sentenciaba el exterminio total de los judios, es decir, atentaba directamente contra su vida. Si bien ellos podian sin ningun problema profesar su religion, su vida fisica estaba en serio peligro. Justo al reves ocurre en Januca, lo que peligraba preocuopantemente era la continuidad de la tradicion hebrea y la Tora. Su estudio estaba vedado y practicas inherentes al judaismo (como Shabat, Brit Mila) estaban penados con la muerte, ademas de la profanacion del Bet Hamikdash. Es decir, en Januca se atento fuertemente contra la espiritualidad judia, no contra el fisico.

Justamente, de aqui vemos un concepto muy importante y elemental en el Pueblo Judio: cuando lo que peligra es lo material, confiamos plenamente en D´s ya que de El depende todo, es por eso que incrementamos en el estudio de Su Tora y rezos, ya que solo El es quien puede salvarnos (lo que no implica que no debemos hacer nada). Pero cuando lo que esta en juego es la trasmicion y continuidad y practica de nuestra sagrada Tora, cuando el enemigo es la asimilacion, nuestro vinculo con D´s y lo que nos eleva como personas y sociedad, no podemos quedarnos de brazos cruzados, ya que nuestro verdadero final como pueblo y nacion seria el abandono de nuestra Tradicion.

Januca puede ser particularmente considerada como la festividad que conmemora un gran acto de fe, una fiesta de consagracion que celebra de liberacion de nuestro pueblo. Simboliza la batalla de "los pocos contra los numerosos", "los debiles contra los poderosos", la eterna lucha del pueblo judio por su fe y su existencia.
Januca recuerda al mundo, aun en la actualidad, el eterno mensaje del profeta Zejaria, que se lee en la Haftara del Shabat de Januca: "No por la fuerza, ni por el poder, sino con Mi espiritu, dice el Señor de las Legiones".

Introduccion de "Mis gloriosos hermanos"
Howard Fast

El que resiste a los tiranos obedece a D´s", decia el estandarte de los Macabeos, y encabezando primero un grupo de agricultores de su aldea y luego al ejercito judio que formaron, llevaron a cabo la mas gloriosa de las guerras contra el conquistador extranjero de su patria. Guerra de bravura y de sacrificios, de liberacion e independencia fue el primero de de los movimientos de oposición a la dominación y el sojuzgamiento que registra la historia de la humanidad.
Integrado por hombres que vivian cultivando la tierra y sirviendo a D´s, bregando por la paz y la vida., "que posa en tres principios: la Ley, la verdad y el amor", aquel minusculo pueblo, el unico que no tenia ejercitos mercenarios, tuvio que organizarse en grupos de resistencia para enfrentar monstruosas fuerzas de centenares de miles de soldados profesionales. Los judios transformaron su pais en una trampa mortal para los invasores, descargaron lluvias de flechas desde todos los cerros, todos los riscos y todos los arboles, pelearon en los desfiladeros y las quebradas con lanzas y cuchillos, en sangrientos encuentros cuerpo a cuerpo, y despues de treinta años de incesantes batallas aprendieron, y enseñaron al enemigo a su costa, que "es imposible arrancar a un pueblo montanes de la tierra donde nacio".

HISTORIA DE JANUCA

Yaván era uno de los hijos de Yefet, hijo de Noaj (Noé). Alejandro Magno - descendiente de Yaván - conquisto como líder de los yevanim (griegos), la mayoría de de los estados y asentamientos de Asia y parte de Europa. Así también tomó de manos de los persas Eretz Israel.

El Talmud (Ioma 69b) cuenta sobre "la gran conquista" y sus consecuencias sobre el pueblo de Israel y específicamente sobre los sabios judíos:
Los samaritanos alentaron a Alejandro Magno que destruya el Bet Hamikdash (Gran Templo de Jerusalem) con la excusa de que los judíos se habían revelado. El 25 de tebet -denominado por los jajamim "dia del monte guerizin"- arribó a Eretz Israel con sus tropas para cumplir la demanda de los samaritanos. Salió a recibirlo Shimón Hatzadik vestido con sus atavíos sacerdotales, y cuando se encontraron, Alejandro bajó de su carroza, y se posternó ante el sabio judío. Ante la sorpresa de su ejercito explico: "el rostro de este anciano yo veo en todas mis guerras, y con su ayuda yo triunfo". Y por eso en todos los años de su reinado no impuso el mal sobre Israel.

Luego de su muerte, se dividió su vasto reino entre sus herederos, e Israel quedo en manos de Antiojus Epifanes (Antioco).

EL CULTO AL CUERPO

La corona y orgullo del reino griego era su cultura, la cual se basaba en el culto al cuerpo y al físico, circos y grandes gimnasios, teatros y todo lo referente a lo estrictamente externo y aparente, lo vano y efímero. El reino griego, quiso imponer esta cultura sobre todos los pueblos de la tierra que estaban bajo su dominio, y tuvo éxito en la mayoría de los pueblos.

Pero, a diferencia del resto de las naciones, el pueblo Israel se mantuvo en su mayoría fiel a la Tora de D´s y despreciaron la ley griega.
Cuando percibieron los griegos la rebeldía de un pueblo tan pequeño, decidieron prohibirle el cumplimiento de tres de sus más preciados preceptos: Shabat, Jodesh (santificación de un nuevo mes) y Brit Milá (circuncisión). De todas formas, el pueblo puso su vida en peligro y no hizo caso a las advertencias. Y así sucedió con todo lo que hacían los griegos, no había forma de que Israel abandone su Tora. Entonces Antiojus envió su ejercito para matar y torturar a todo aquel que no acepte recibir sobre si la cultura griega. El cruel ejercito - compuesto por mercenarios - arribaron a Jerusalem e impurificaron el Bet hamikdash y comenzaron a perseguir con crueldad al pueblo judío.

Si bien un pequeño sector del pueblo acepto la cultura griega, la mayoría no lo hizo y debió huír hacia cuevas y desiertos.
En el año 3621, hace más de 2100 años, en los días del segundo templo, se produjo la rebelión de los Jashmonaim, una familia de sacerdotes de la ciudad de Modiín, a quienes se les fue uniendo cada vez más hombres, formando un ejercito, denominado "macabim", puesto que su líder Yehudá, utilizaba como arma un martillo (macab). Del milagro de la rebelión fueron fundamentalmente importantes las mujeres - que continuaron realizando el Brit Mila a sus hijos a pesar del edicto griego - y animaban y alentaban a todos a salir a la lucha con el argumento de que si no se combatía a los griegos nadie subsistiría.

Y así fue como se levantaron Matitiahu Ben Yojanán y sus hijos los Jashmonaim (Hasmoneos) (entre ellos Yehudá) y salieron a enfrentar a los invasores griegos y su cultura, totalmente opuesta a los eternos y sagrados valores del pueblo de Israel.

El 25 de Kislev (exactamente tres años después del saqueo del Bet Hamikdash) en el año 165 a.e.c. los macabim hicieron siu entrada en el Gran Templo y lo purificaron, para dedicarlo al Servicio Divino.

LAS LUMINARIAS DE JANUCA - EL FRASCO DE ACEITE

El Talmud (Shabat 21b) registra este acontecimiento del siguiente modo: "Cuando los Jashmonaim prevalecieron sobre los griegos, hicieron un registro del Templo y encontraron sólo un frasco de aceite [de oliva puro] que yacía intacto e inviolado con el sello del Cohen Gadol (Gran Sacerdote). Este contenía suficiente aceite para [la Menoráh y] alumbrar todo un día, pero entonces sucedió con él un milagro, y encendieron la lámpara (Menoráh) con ese aceite que ardió durante ocho días [tiempo mínimo indispensable para la preparación de más aceite de oliva puro]. Un año más tarde en esa fecha, se designó una festividad con el recitado de Halel (Alabanzas) y oración de gracias".
Por lo tanto, celebramos anualmente Janucá, la Fiesta de la Inauguración (del Bet Hamikdash, tras su purificación), durante ocho días comenzando el 25 de Kislev.

ENCENDIDO DE LAS LUMINARIAS DE JANUCA

1. Cada hombre y mujer de Israel tiene el deber de encender las luminarias de Janucá durante las ocho noches de la fiesta, a partir del 25 de Kislev.

2. Aunque según la Ley alcanza con encender una por noche, acostumbró todo el pueblo de Israel encender una luminaria la primer noche e ir aumentando en una conforme avancen los días (o sea, la primer noche, una; la segunda, dos; hasta la octava, ocho), para embellecer la mitzvá.

3. Los Sefaradim acostumbraron que un miembro de la familia encienda en la casa, liberando de esta manera a los demás habitantes de la misma, sea que esten o no presentes, sin importar su cantidad. Los judios ashkenazim, en cambio, acostumbran que cada varon mayor de trece años encienda su propia janukia.

4. En caso de ausencia del hombre, la mujer debe encender.

5. Hay que colocar las luminarias a un tefaj (aprox. 8cm) de la puerta del lado izquierdo del que entra. Si la puerta no da a la calle y nadie las verá, entonces se colocan en una ventana que este a la vista de los transeúntes. Hay quienes acostumbra encender las luminarias sobre una mesa dentro la casa.

6. Hay que colocar las luminarias a una altura no menor a 3 tefajim (24 cm), desde el suelo y no sobrepasar los 10 tefajim (80 cm), de todas formas, si la coloco más arriba, cumplió, salvo si sobrepasó los 20 amot (9,60 m), caso en que debe volver a encender sin bendecir nuevamente.

7. Las luminarias pueden encenderse a partir de la salida de las estrellas. Lo mejor es hacerlo dentro de la media hora subsiguiente. De todas formas, hay tiempo durante toda la noche, hasta el amanecer. En la víspera de Shabat se encienden veinte minutos antes de la puesta del Sol, antes que las luminarias de Shabat. En Motsaé Shabat (sábado a la noche), hay que cuidarse de no encender sino tras concluír Shabat. En el Bet Hakneset (sinagoga) se enciende primero las luminarias de Janucá y luego se hace Abdalá, en el hogar es justamente al revés.

8. Todos los aceites y las mechas son aptas para encender las luminarias de Janucá, pero lo mejor es aceite de oliva. Se puede también con velas de cera, pero no es posible hacerlo con luz eléctrica o por medio de gas.

9. En el Bet Hakneset se acostumbra encender entre Minjá y Arbit, y se bendice sólo en presencia de minián, pero este acto es solo para "difusion del milagro" y no sirve para cumplir con la mitzva, asi que - de todas formas - cada cual debe encender su janukia en su hogar.

10. En la primer noche se enciende la luminaria puesta en el extremo derecho del candelabro; en la segunda noche, coloca dos velas también en extremo derecho, pero enciende primero la de la izquierda, ya que aquella corresponde al día, y la otra, es para embellecer (ver 2). Así procede las ocho noches. En resumen: se agregan de derecha a izquierda y se encienden de izquierda a derecha.

11. Por ser que esta vedado utilizar o sacar provecho de la luz del candelabro de Janucá, se agrega otra luminaria cerca, llamada "Shamosh", para que -de ser necesario- sea utilizada (tipo llama piloto).

el procedimiento es sencillo, se agregan luminarias hacia la izquierda pero se encienden hacia la derecha. De esta manera, la primera en encenderse es la correspondiente al dia, ya que se agrega una vela por dia.

Antes de encender bendice:
BARUJ ATA A-DO-NAI, E-LO-HENU, MELEJ HAOLAM, ASHER KIDESHANU BEMITZVOTAV, VETZIVANU LEHADLIK NER JANUKA.
Bendito Tu, Eterno, D's nuestro, Rey del universo, Quien nos santifico con Sus preceptos y nos ordeno el encendido de las luminarias de Januka.

En la primer noche que enciende bendice:
BARUJ ATA A-DO-NAI, E-LO-HENU, MELEJ HAOLAM, SHEEJEYANU, VEKYEMANU, VEYGUIANU LAZMAN HAZE.
Bendito Tu, Eterno, D's nuestro, Rey del universo, que nos diste vida, y nos mantuviste, y nos hiciste llegar a este momento.

Luego de encender la primer luminaria se recita:


HANEROT ALALU ANAJNU MADLIKIN, AL HANISIM, VEAL HA PURKAN, VEAL HAGUEBUROT, VEAL HA TESHUOT, VEAL HANIFLAOT, VEAL HANEJAMOT, SHEASITA LAABOTENU BAYAMIM HAEM BAZEMAN HAZE AL YEDE KOHANEJA HAKEDOSHIM. VEJOL SHEMONAT YEME JANUKA HANEROT HALALU KODESH HEM, VEIN LANU RESHUT LEHISHTAMESH BAHEM, ELA LIROTAM BILBAD, KEDEY LEHODOT LISHMEJA AL NISEJA VEAL NIFLEOTEJA VEAL YSHUOTEJA.

Estas luminarias nosotros encendemos por los milagros, y por el heroísmo, y por la salvación, y por las maravillas, y por los consuelos, que haz hecho a nuestros padres en aquellos días, en este momento, por intermedio de Tus santos sacerdotes. En todos estos ocho días de Janucá, las luminarias son sagradas, y no tenemos permiso para utilizarlas de alguna manera, sólo contemplarlas, para agradecer a Tu Nombre por Tus milagros, y por Tus maravillas, y por Tu salvación.

COSTUMBRES DE JANUCA

Durante Januca esta permitido efectuar toda clase de trabajo, pero esta prohibido ayunar o afligirse.

Acostumbraron las mujeres a evitar todo labor mientras las velas esten encendidas, ya que su rol en el milagrom de Jnauca fue releante, mas aun teniendo en cuenta que el milagro comenzo por medio de una mujer, Yehudit.

Hay ciertas comunidades en las que tambien los hombres descansan mientras las velas arden, en recuerdo al descanso de los guerreros judios en Januca y para evitar llegara a realizar algun trabajo sacando provecho de las velas, lo que esta vedado.

Se comen alimentos aceitosos, recordando el acontecimiento de la vasija de aceite puro, encontrado en el Bet Hamikdash.

Los chicos juegan con las perinolas, como lo hacian en aquel entonces cuando regia la prohibicion de estudiar Tora. Los niños arriesgaban su vida estudiandola de todas formas y al acercarce soldados griegos sacaban sus perinolas y simulaban estar jugando. Es tambien una forma de enseñar a los hijos que aun cuando se juega debe tenerse en cuenta y recordar los milagros constantes y favores que D´s hace para con nosotros.

CURIOSIDADES

25 de kislev: fecha historica
el 25 de kislev es una fecha trascendental y especial ya que tuvieron lugar los siguientes acontecimientos: finalizacion de la construccion del Mishkan en los dias de Moshe, en el desierto; Inauguracion del Mizbeaj (Altar) y Hejal en la epoca de Hagay el profeta; Purificacion e inauguracion del Bet Hamikdash por los Jashmonaim.

Yehudit: la heroina
Algunos años antes de la rebelion de los Macabeos, el gobernador griego mando a buscar a Yehudit, hija del Cohen Gadol Yojanan, para poseerla por esposa. Sin mas remedio tuvo que ir. Estando a solas con el, Yehudot le dio de comer quesos y leche, lo que naturalmente produjo en el soberano sed. Yehudit le proporciono vino, lo suficiente como para enbriagarlo. En ese momento, Yehudit aprovecho la situacion y corto la cabeza del despota, llevandola al centro de la ciudad para que todos la vea, advirtiendo a los griegos lo que les esperaba si seguirian afligiendo al pueblo de Israel.
El heroico acto de Yehudit, una simple muchacha, sirvio de ejemplo para todos y constituyo el comienzo de la rebelion dle pueblo judio contra sus opresores.

El reinado de la oscuridad
El principal objetivo de los helenistas era que Israel "olvide" la Torá y su cultura. En hebreo, la raíz del verbo "olvidar" (lishcoaj) forman la palabra "joshej" (oscuridad).
El olvido de la Tora representa la peor oscuridad para el pueblo judío. Justamente, para contrarrestar la intención de los griegos, encendemos "luces", durante los ocho días de Januca, demostrando que la luz de la Tora y del pueblo de Israel sigue iluminando y esparciéndose por el mundo.

Por qué festejamos ocho días si el milagro ocurrió sólo siete?
El frasco de aceite puro alcanzaa sólo para un día y ardió ocho, en consecuencia, el milagro fue en los últimos siete días ya que el primero fue algo natural. Entonces: por qué festejamos ocho días?
Primero, el hecho de haber triunfado y recuperado el Templo representaba un acontecimiento digno de festejar. Esto ocurrió el primer día de Januca, los siguientes siete días si conmemoramos el milagros del aaceite.
También, el haber encontrado un frasco de aceite puro que haya sobrevivido al saqueo y profanación del Templo representa un milagro.
Otro motivo, si bien el aceite del primer día ardió naturalmente, sólo alcanzaba para arder durante el día, de todas formas ardió también durante la noche, sobrenaturalmente.
Además, habían colocado mechas pequeñas, dada la escasa cantidad de aceite, naturalmente la llama sería pequeña, milagrosamente fue una llama grande y durardera.
Los helenistas anularon un precepto tan preciado como el Brit Milá, que se efectúa a los ocho días del nacimiento, luego de la liberación, volvió a cumplirse esta mitzva en público y con alegría, por lo tanto es digno festejar durante ocho días.

¿Por qué "Macabeos"?
En hebreo "Macabim" (martilleros), ya que los valientes Jashmonaim comenzaron la rebelion armados tan solo con martillos.

¿Por qué "Jashmonaim"?
Hay dos explicaciones acerca del origen de la denominacion de la valerosa familia: 1)Jashmonai - persona importante (ver Tehilim (Salmo) 68);
2) gentilicio de la ciudad Jeshmon de la tribu de Yehuda, de la que los Jashmonaim podrian ser originales.

Por qué recitamos Halel en Janucá?
Entre muchos motivos rescatamos el siguiente: Halel en Guimatatiá (comparación de la suma de los valores numéricos de las letras de varias palabras) suma 65, igual que la suma de la letras del nombre de D´s (A-onay). Es decir: la recepción del yugo Divino y el cumplimiento de la Torá merece agradecimiento y alabanza a D´s, y en Januca se recuperó la libertad para el cumplimiento de la Torá y se eliminó el malvado mandato griego y su cultura netamente adversa a la nuestra, que mejor ocasión para alabar y agradecer a D´s...

Alexander: nombre hebreo
Como mencionamos con anterioridad, el dia que Alejandro Magno llego a Jerusalem con todo su ejercito, con el fin de destruir Israel e imponer sobre sus abitantes su yugo, altos tributos, y cultura -como habia ocurrido en las demas naciones- el sabio judio Shimon Hatzadik salio a recibirlo, solo, sin compañia ni escoltas. Al verlo Alejandro, ordeno detener al bravo y sanguinario ejercito, bajo de su carroza y se posterno antel el anciano judio. Explico que el rostro de Shimon Hatzadik se le aparece antes de cada batalla asegurandole el triunfo. Asi fue que por este merito no destruyo Eretz Israel y, aunque la tomo de manos de los persas, le otorgo plena libertad.
Ese fue un motivo de gran alegria, tal es asi que los sabios decretaron que todos los niños que nacieran en ese dia de fiesta, serian llamados Alexander (Alewjandro), en honor al rey griego.
Desde ese momento, Alexander es un nombre hebreo mas...

Por que "Jashmonaim"
De las letras de la palabra

Januca y el Mashiaj
De las letras de la palabra Mashíaj se forman las palabras: Madlikim Shemonat Ieme Januca (Encendemos luces los ocho días de Januca). Asi como los Jashmonaim encendieron las luces en la reinaguracion del Bet Hmikdash, quiera D´s que nosotros tengamos el mérito de hacerlo tambien en el Bet Hamikdash reconstruido con la llegada del Mashiaj. Amen.

ORDEN DE LA TEFILA EN JANUCA

Se reza Shajarit como todos los días, intercalando el párrafo "Al Hanisim" (por los milagros) en la Amidá. Luego de la Jazará (repetición en voz alta de la Amidá por el Jazán), Se dice Halel completo y, luego, Jatzí Kadish, Se saca un Sefer Torá (no se dice Berij Shemé) del que tres personas leen de la perashá "Korbanot Hanesiím" el fragmento relativo al día. Luego de la lectura se dice Jatzí Kadish, Ashre, "Uba leTzión" y se continúa como todos los días. Se dice, Kadish Titkabal y se regresa el Sefer Torá al Hejal. En Shir shel Yom, se omite la frase "hashir shehayú halviim omrim al haduján". Luego del Shir shel Yom se agrega "Mizmor Shir Janucat habayt LeDavid". Luego "Hoshienu", Kadish Yhé Shelamá, concluyendo como todos los días.

Promociones
Agradecemos a:

CONTENIDO SUPERVISADO POR EL RABINO SALOMON YABRA - DIRECTOR DE LECAREB LEBABOT
SHABUATOV 2000-2013 - COPYRIGHT © EH GROUP - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS